jueves, 14 de marzo de 2013

Casares: “Esta CGT Regional se encuentra en plena vigencia estatutaria”



     El titular de la central oficialista local cuestionó la legitimidad de la normalización que llevó adelante el sector moyanista, al que calificó como un “desprendimiento”. “Es un error armar instrumentos sindicales con un objetivo partidario”, criticó.

TAPA.JPG.jpg  
     Convocarán a un plenario para debatir 
     “la realidad del movimiento obrero zonal”

     Tras el Congreso Normalizador que organizó el sector moyanista de la CGT zona norte, donde eligió autoridades y rompió formalmente con la Regional oficialista, la central local que conduce José Luis Casares convocó a una conferencia de prensa en la sede del SADOP de Martínez.

     “Esta CGT regional zona norte se encuentra en plena vigencia estatutaria y administrativa porque fue normalizada en un plenario en 2010 en la sede de la UOCRA”, aclaró Casares en el comienzo
.
     “Si hubiera que discutir una reformulación de la conducción de la CGT regional, debe darse en las mismas condiciones en que se dio en su momento: en un congreso de todas las organizaciones de la zona norte, de unidad, y sin exclusiones”, indicó, poniendo en duda la legitimidad de la normalización moyanista. En ese sentido, Gerónimo Moyano del sindicato de Gráficos, agregó: “La legalidad de ese Congreso es totalmente cuestionable” teniendo en cuenta que “no fue convocado a través de esta CGT”.

     “Para nosotros la unidad es un valor innegociable. Cuando un trabajador tiene una necesidad no nos pregunta si somos de Moyano, de Barrionuevo o de Caló. La CGT es de todos los trabajadores: los peronistas, los radicales, los socialistas”, continuó Casares.

     Luego marcó la diferencia con el sector escindido: “Ésta CGT no responde a un nombre en particular porque a esta conducción la pusieron los trabajadores y no un sector político”. Y agregó: “Es un error que se armen instrumentos sindicales con un objetivo partidario, a través de la decisión de cuatro o cinco personas. Esto es faltar el respeto a la rica historia de los trabajadores organizados”.

     “Creemos que es justa y necesaria la participación de los sindicatos en la política, pero que la CGT debe ser preservada para que se mantenga la unidad y que no sea atravesada por las diferencias político partidarias”, señaló, al tiempo que calificó al espacio moyanista como “un desprendimiento, un agrupamiento”. También dejó en claro que “en cuanto a agenda, en general no tenemos diferencia”, pero sí marcó la distinción en el “tratamiento a los problemas de los trabajadores”.

     El titular de la Regional oficialista adelantó que convocará a un plenario abierto “donde van a estar invitados los compañeros que se fueron” para debatir “la realidad del movimiento obrero zonal” porque “no creemos que las cosas se resuelvan entre dos o tres dirigentes”. También reveló la decisión de impulsar un espacio político, pero aclaró que será por fuera de la central, que “debe ser preservada”.

     Por su parte, Ricardo Lovaglio de Unión Ferroviaria recordó que en el armado referenciado en el líder camionero hay gremialistas que pertenecen al consejo directivo de la Regional oficialista y que estos todavía no presentaron su renuncia. También señaló que el diálogo con los moyanistas no está roto y evocó el “muy buen trabajo conjunto” realizado en el pasado. Asimismo, remarcó el apoyo al gobierno nacional: “Queremos profundizar este modelo, y aunque mantenemos algunas diferencias con el gobierno, creemos que en lo general ha bancado al trabajador”.

     De la conferencia de prensa también participaron Marcelo Crapellia (Alimentación), Miguel Ángel Figueredo (UTA), y Jorge Alurralde (Pasteleros). Manifestaron su adhesión los gremios de Farmacia, SOMU, Televisión, SUTERH y Panaderos, entre otros.


video


CGT PRENSA

.